trabajo  

      

 La casa Botines, o casa Fernández y Andrés es un edificio de estilo modernista.Situada junto al antiguo palacio renacentista de los Guzmanes, la " Casa de Botines " se debe a la iniciativa de unos prósperos comerciantes de tejidos de León relacionados con los industriales textiles catalanes, uno de los cuales, Carlos Güell, recomendó a Gaudí para la construcción de una nueva sede del negocio de los leoneses.

   Originalmente almacén comercial y residencia particular, fue construido y diseñado por el arquitecto español Antoni Gaudí entre 1891 y 1894, siendo esta una de sus tres obras fuera de Cataluña, junto al palacio episcopal de Astorga, también en León y al Capricho de Gaudí de Comillas, en Cantabria.

    Ubicado junto al palacio de los Guzmanes, sede de la Diputación de León y junto a la plaza de Santo Domingo, lugar de encuentro entre el casco antiguo y el ensanche, de estilo renacentista, fue restaurado en 1951, declarado Monumento Histórico en 1969, es en la actualidad la sede de Caja España, entidad que lo rehabilitó en 1996, actividad que le valió el premio Europa Nostra. El término casa Botines deriva del apellido del fundador de la sociedad, Joan Homs i Botinàs, empresario y comerciante español asentado en la capital leonesa, que dirigían Mariano Andrés Luna y Simón Fernández Fernández, responsables del encargo de la casa a Antoni Gaudí.


    Gaudí inició el proyecto en 1891 y tuvo que superar muchas trabas burocráticas antes de finalizar la obra. Gaudí realizó un impresionante edificio de inspiración medieval, resuelto con su inconfundible estilo modernista, que serviría al mismo tiempo como negocio de tejidos en sus plantas bajas y para viviendas en las superiores.

    Declarado Monumento Histórico en 1969, fue posteriormente adquirido por una institución financiera de León, Caja España, que lo ha restaurado para su sede social.